Ciudadanía Digital

Ciudadanía digital, clave para el desarrollo de un país

Mauricio Jaramillo M.
Mauricio Jaramillo M.
Cofundador y director periodístico de Impacto TIC |

Numerosos estudios indican que mayor penetración a Internet y mayor banda ancha automáticamente generan un crecimiento en la economía. Por ejemplo, Departamento Nacional de Planeación indica que 1 Mbps más de velocidad se traduce en 1,6% de PIB per cápita.

Sin pretender poner en duda estas estimaciones, que a los evangelistas y promotores de Internet y el mundo digital nos ayudan a generar conciencia entre los que aún son escépticos, hay algo que cobra más fuerza que la conectividad y cada vez es más relevante y necesario: la Ciudadanía Digital.

En un escenario en el que se lograra la anhelada –y aún utópica– conectividad universal, y todos los colombianos tuvieran acceso a Internet, podríamos celebrar la reducción de la brecha digital, pero ¿sería suficiente?

¿O, tal vez, viviríamos una explosión de los delitos informáticos, nuestros niños y jóvenes estarían más expuestos a riesgos como el acoso y el matoneo, o las noticias falsas ganarían aún más fuerza?

Lograr que los colombianos conectados pasen de ser cibernautas a verdaderos ciudadanos digitales es un reto probablemente mayor que el de la conectividad universal, pero podría generar un impacto aún más grande, pues se multiplicarían los beneficios de Internet y se reducirían los riesgos y amenazas que también genera.

El impacto tendría implicaciones sociales y culturales inmensas, y también económicas. Si lográramos implantar masivamente capacidades como el pensamiento crítico, valores como la empatía y el respeto, y el entendimiento de las ilimitadas posibilidades que brinda el mundo digital, generaríamos no un avance, sino una verdadera revolución en el desarrollo del país.

Me gusta compartir un ejemplo que ilustra este impacto: si un joven que hoy está conectado, pero que dedica casi todo su tiempo en línea para chatear y jugar, usa las redes sociales para perder el tiempo o incluso para agredir y matonear, y también para quejarse de la falta de oportunidades, se convierte en un ciudadano digital, entenderá que Internet no solo es divertido, sino que también es una gran herramienta para aprender, descubrir o desarrollar una vocación, encontrar oportunidades laborales o económicas, construir una reputación, encontrar y ofrecer ayuda, y dejar una huella.

En Soy Digital buscamos impulsar este cambio en cientos y miles de jóvenes, así como en adultos mayores, miembros de poblaciones vulnerables y maestros, entre otros, e impulsar así esa revolución social y económica en el país.

Lograr que los colombianos conectados pasen de ser cibernautas a verdaderos ciudadanos digitales es un reto probablemente mayor que el de la conectividad universal, pero podría generar un impacto aún más grande, pues se multiplicarían los beneficios de Internet y se reducirían los riesgos y amenazas que también genera.

- Mauricio Jaramillo M., 2020